¿Qué prestaciones económicas cubre Asepeyo?

Pagamos las prestaciones económicas en caso de:

  • Accidente de trabajo y enfermedad profesional.
  • Incapacidad temporal derivada de contingencias comunes.
  • Riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural.
  • Cuidado de menores afectados de cáncer u otra enfermedad grave.
  • Paro (sólo para trabajadores autónomos).

Accidente de trabajo y enfermedad profesional

Gestionamos la tramitación y el pago de las prestaciones económicas a los trabajadores, de acuerdo con la legislación vigente, y ampliamos los beneficios sociales que la empresa mutualista ofrece a sus trabajadores, mediante el Servicio de Asistencia Social.

Dentro de la cobertura de accidentes de trabajo y enfermedades laborales, asumimos el pago de las siguientes prestaciones:

Durante la baja médica

A partir del día siguiente a la baja médica, Asepeyo se hace cargo del abono del 75% de la base reguladora.

También asumimos los gastos de medicación y los ocasionados por el desplazamiento y alojamiento necesarios para recibir tratamiento, siempre bajo la supervisión del servicio médico, que determina los medios de transporte más adecuados en cada momento del proceso.

Si la baja llega a 12 meses, se hace necesaria la resolución expresa del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para que conceda una prórroga de 6 meses y poder proseguir con el proceso de baja.

Incapacidades tras la baja médica (previa resolución del INSS)

Lesiones permanentes no invalidantes

Cuando el trabajador presenta lesiones que, sin que constituyan incapacidad permanente, representen una disminución de la integridad, se le reconoce un pago único, recogido en el baremo legal vigente.

Incapacidad permanente parcial

Cuando el trabajador presente secuelas que ocasionen una disminución en el rendimiento normal para su profesión habitual en más del 33% (o 50% para los autónomos), se reconoce una indemnización en pago único equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora.

Incapacidad permanente total

Cuando el trabajador queda imposibilitado para ejercer su profesión habitual, pero pueda dedicarse a otra, se le reconoce una pensión vitalicia del 55% de la base reguladora anual o del 75% en el caso de los mayores de 55 años desocupados.

Incapacidad permanente absoluta

Cuando no existe posibilidad de trabajar en ninguna ocupación remunerada, la pensión reconocida es del 100% de la base reguladora.

Gran invalidez

El trabajador tiene derecho a una pensión vitalicia , conforme al grado que le corresponda, incrementada con un complemento destinado a que el afectado pueda remunerar a la persona que le atiende en los actos esenciales de su vida. El importe del incremento, en este caso, es la suma del 45% de la base mínima de cotización vigente en el momento del accidente y del 30% de la última base de cotización por contingencia profesional del trabajador.

Muerte y supervivencia

Defunción del trabajador

Asepeyo abona el auxilio por gastos de sepelio y una indeminación a tanto alzado (un único pago). Además, la Comisión de Prestaciones Especiales otorga una ayuda como complemento de esta prestación. Para más información visita la sección acción social.

Viudedad

El importe de la pensión es del 52% de la base reguladora (excepto cuando la pensión es la única o principal fuente de ingresos del pensionista).

Orfandad

La pensión reconocida es del 20%.

También están previstas indemnizaciones a los familiares directos (padres, hermanos, etc.) que convivieran con el trabajador y estuvieran a su cargo. Si existen diversos beneficiarios pensionistas, las cantidades aquí expresadas pueden verse modificadas a la baja.

Enfermedad común y accidente no laboral

Trabajadores por cuenta ajena (Régimen general)

  • En caso de baja por enfermedad común o accidente no laboral, del 4º al 20º día se abona el 60% de la base reguladora (base de cotización de contingencias comunes del mes anterior a la fecha de baja médica). Del 4º al 15º día la prestación va a cargo de la empresa y a partir del 16º día la asume Asepeyo.
  • Del 21º día en adelante, 75% de la base reguladora.

Si un trabajador es baja de empresa, mientras está de baja médica, seguirá cobrando mientras dure la baja, aunque la cantidad se adecuará a lo que deba cobrar en el paro y éste se irá consumiendo.

Trabajadores autónomos y agrarios por cuenta propia (Régimen especial)

  • Del 4º al 20º día de baja médica la prestación es del 60% de la base reguladora del autónomo (base de cotización mensual dividido entre 30).
  • A partir del día 21 de baja médica la cantidad será del 75% de la base reguladora.

Otros subsidios

Riesgo durante el embarazo

Cuando una mujer embarazada ocupe un puesto de trabajo que represente un riesgo para su salud o la del feto y no se pueda adaptar el puesto o cambiar de puesto a la trabajadora, Asepeyo protege a las trabajadoras y se hace cargo directamente del pago del subsidio y que es del 100% de la base reguladora).

Riesgo durante la lactancia natural

Cuando el puesto de trabajo pueda afectar a la salud de la mujer o del lactante, durante el periodo de lactancia, y hasta los nueve meses de edad del lactante, Asepeyo se hace cargo del subsidio (100% de la base reguladora).

Cuidado de menores afectados de cáncer u otra enfermedad grave

Esta prestación va destinada a los trabajadores y autónomos a cargo de un menor afectado de cáncer o por alguna de las enfermedades graves determinadas por el reglamento. Siempre que necesiten reducir su jornada de trabajo mínimo en un 50%.

Paro (sólo para trabajadores autónomos)

El cese de actividad de los trabajadores autónomos es un sistema específico de protección para autónomos que han cesado totalmente en su actividad, con carácter definitivo según el motivo alegado. * Las prestaciones/subsidios a percibir estarán sujetos a la cobertura contratada en Tesorería.

Otras ayudas económicas

Impulsamos ayudas sociales para trabajadores accidentados y familiares. Son ayudas económicas que puede solicitar el trabajador ante una situación de necesidad, como consecuencia de un accidente laboral o una enfermedad profesional.

Se financian a través del presupuesto aprobado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y tienen cargo a la reserva de asistencia social generada por la Mutua.

Visita nuestro apartado de ayudas sociales.

¿Quién se puede beneficiar de las prestaciones?

Los beneficiarios de estas prestaciones son los trabajadores y los autónomos.

¿Quieres conocer tus beneficios particulares?