¿En qué podemos ayudarte?

¿El contagio por COVID-19 es considerado enfermedad profesional?

Para las personas que prestan servicio en centros sanitarios o sociosanitarios, el contagio por COVID-19 sí que está considerado enfermedad profesional, siempre que se haya producido en el ejercicio de su profesión.

Por lo tanto, el trabajador tendrá las mismas prestaciones que el sistema de la Seguridad Social otorga a las personas que se ven afectadas por una enfermedad profesional.

Así lo especifica el Real Decreto-Ley 3/2021, de 2 de febrero.

¿A qué trabajadores afecta esta medida?

  • Que su centro de trabajo esté inscrito en el Registro General de centros, servicios y establecimientos sanitarios.
  • Que hayan sido infectados por COVID-19 por haber estado expuestos al riesgo específico en el ejercicio de su prestación en este tipo de centros*.
  • No se incluyen las bajas de trabajadores especialmente sensibles, ni las bajas por haber estado en contacto o exposición con otras personas contagiadas.
  • Tampoco se aplica al personal de limpieza, vigilancia, administrativo…

¿Cuáles son los requisitos para que el contagio por Covid-19 se considere accidente laboral?

  • La baja médica por COVID-19 debe producirse en el período de tiempo entre la declaración de la pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 11 de marzo de 2020, hasta que las autoridades sanitarias levanten todas las medidas de prevención para hacer frente a la crisis sanitaria.
  • El parte de accidente de trabajo, por tanto, se debe declarar dentro de este mismo periodo.

¿Cuál es el trámite a seguir?

El trabajador o la empresa puede solicitar a la mutua la consideración de accidente de trabajo de su baja médica, adjuntando esta documentación:

  • Solicitud de consideración de accidente de trabajo de la enfermedad por COVID-19.
  • Informe médico del Servicio Público de Salud, que incluya pruebas diagnósticas que confirmen el contagio por COVID-19.
  • Informe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y Salud Laboral, acreditativo de que el contagio se ha producido como consecuencia del ejercicio de la actividad como trabajador sanitario o socio- sanitario. Incluir la descripción del puesto de trabajo, la exposición directa al riesgo por COVID-19, y estudio del posible contagio que incluya las fechas correspondientes.
  • Certificación del centro de trabajo, en el caso de que no sea el mismo en el que está afiliado el trabajador.

 

¿Cómo daréis respuesta a mi solicitud?

En Asepeyo revisaremos los requisitos y resolveremos la consideración del proceso como accidente de trabajo o enfermedad común.

  • Si se considera accidente de trabajo: emitiremos un acuerdo de aceptación y la correspondiente baja médica, con la misma fecha de la baja que te dió el Servicio Público de Salud.
  • Si se considera enfermedad común: emitiremos el acuerdo de denegación, detallando los motivos por los que no se considera accidente de trabajo.

Otros aspectos a tener en cuenta

  • La asistencia sanitaria la realiza el Servicio Público de Salud.
  • La mutua asume el coste de la asistencia sanitaria de estas bajas en el período indicado anteriormente.