¿Necesitas ayuda?

Nuestro horario de chat es de 8h a 18h de Lunes a Viernes.

SAU de 8h a 20h 900 151 002 Urgencias 24h 900 151 000 asepeyo@asepeyo.es

Blog Asepeyo

¡8 consejos para volver al trabajo con buena onda!

Después de semanas de desconexión, tiempo para el ocio y la diversión, nos toca volver a la rutina diaria. Para que la vuelta sea lo más energética posible, os traemos unas recomendaciones saludables.  ¡Consejos saludables para empezar con energía!

  • Aclimátate de forma pausada y ordenada
    Intenta no volver al trabajo al día siguiente de llegar de vacaciones. Un pequeño período de adaptación (dos o tres días) para reencontrarte con el barrio, el horario o el tiempo, suele ser el primer paso para evitar el síndrome.
  • Intégrate lo antes posible
    La vuelta al trabajo supone retomar las relaciones tal y como estaban antes de partir e incluso, si es posible, mejorarlas. Desde el primer día de trabajo es conveniente fomentar las relaciones con los compañeros. Por supuesto, para hablar con ellos es mejor usar el tradicional cara a cara y no recurrir al fax, teléfono o Internet, que nos aislarán del resto de la oficina.
  • Adáptate progresivamente a la rutina de trabajo
    Organiza la agenda, la mesa, los papeles, los viajes.
  • Sigue una dieta equilibrada
    Bebe mucha agua y evita las comidas pesadas. Modera el café, el tabaco y el alcohol, y regula los horarios.

  • Concéntrate en los aspectos positivos
    No pienses sólo en lo bien que lo has pasado en vacaciones o el mal tiempo que hace desde que aterrizaste en casa. Seguro que tu trabajo tiene cosas que te hacen disfrutar. Concéntrate en ellos y disfrútalos.
  • Usa técnicas de relajación
    Practicar disciplinas como el yoga y la meditación, o darse un buen masaje shiatsu, pueden ayudarte a superar la vuelta al trabajo. Además, si después continúas practicándolas, mejorará tu calidad de vida durante todo el año.
  • Identifica posibles síntomas
    Cualquiera de los siguientes síntomas pueden indicarte que estás sufriendo un síndrome postvacacional: fatiga, insomnio, irritabilidad, sudoración, náuseas, capacidad de concentración limitada y/o sensación de angustia.
  • Si a pesar de seguir estos consejos los síntomas persisten, el problema puede ser otro
    En estos casos, y cuando el síndrome postvacacional nos supere, debemos consultar con tu médico.

¡Aprovecha tu energía positiva y olvídate del síndrome postvacacional!

Te puede interesar